lunes, 2 de mayo de 2011

El espacio Público y la participación



El jueves pasado me tomé un café en el bar de abajo del edificio la Consejería de Vivienda, en Sevilla. Sin poder evitarlo, escuché parte de la conversación que mantenían dos técnicos en la barra:
Técnico 1.- Esta noche tampoco he podido pegar ojo.
Técnico 2.- Si, lo peor que te puede pasar es que pongan un parque debajo de tu casa.

Esa tarde, Factor-ía y [espacioelevadoalpúblico] tuvimos una presentación en el Centro Cívico “El Esqueleto” del pre-anteproyecto de reurbanización de una Avenida en Polígono Sur. Se trataba de trasladar a los vecinos del barrio qué conclusiones habíamos reflejado en el anteproyecto tras un proceso participativo de unos dos meses. Una especie de “devolución” abierta a cambios.

miércoles, 6 de abril de 2011

ACCIONES URBANAS CREATIVAS_7 abril

‎[espacioelevadoalpúblico] + Factor[ía]

Os invita a participar en las Acciones urbanas que haremos mañana jueves 7 de Abril en Polígono Sur.
Se trata de un proceso participativo con los vecinos del barrio previo al anteproyecto de revitalización de la Avenida Padre José Sebastián Bandarán.

¡Esperamos veros allí!



martes, 22 de marzo de 2011

sábado, 19 de marzo de 2011

Veo, veo… ¿Qué ves?

A propósito de la pintada infantil del jueves 17

 

Pensaba que con la acción se abrirían algunas  cuestiones en el sitio, aunque no había que esperar demasiado de este primer encuentro vecinal. Sólo posibilitar que en el taller extraescolar del colegio Andalucía los niños eligiesen sus juegos, que intuitivamente los dibujaran y colorearan en un folio para, dos días después, trasladarlos a la calle –a alguno de esos vacíos que existen en la avenida, esos que los profesores de la ETSA llaman residuales- con sus botes de pintura y sprays, sólo eso suponía una experiencia suficiente para que ellos y nosotros tomáramos conciencia de lo que tenemos y podemos vindicar.
Si con ello, además, se abría un proceso de comunicación, en primera instancia, entre compañeros, maestros y amigos, luego con la familia, por último con nosotros en el sitio, un primer nivel de participación y compromiso del niño estaba ganado. Elegir, interpretar y comunicar…
Pero ha habido más. Se nos ha devuelto con creces la valoración de estos rincones entre bloques. Son espacios con aire suficiente para sus deseos, tan alargados cuando corren como envolventes cuando juegan sobre el tablero pintado; se potencian cuando aparece el color –algo natural, por donde los niños se mueven a sus anchas- diferenciando escenas diversas en ámbitos muy cercanos; el uso del niño transforma el espacio urbano en lugares para encontrarse y sentirse cómodos unos jugando, otros paseando o mirando sin más.